La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció que baja su candidatura de las elecciones presidenciales de Bolivia. “Dejo de lado mi candidatura a la presidencia para cuidar la democracia. No es un sacrificio, es un honor”, señaló en un mensaje grabado.

“Si no nos unimos vuelve Morales, vuelve la dictadura”, afirmó en referencia al expresidente Evo Morales, exiliado en Argentina. “Lo hago para ayudar a la victoria de los que no queremos la dictadura y en homenaje a la lucha del pueblo boliviano para que se vaya para siempre la dictadura”, expresó la mandataria.

Áñez hizo un llamado a todos los bolivianos a “apoyar la unidad” y pidió a “quien vaya a ser el candidato democrático” que “conserve algunas cosas importantes del legado que estamos dejando”, como los bonos, la pacificación, la estabilidad económica y el 10% del presupuesto para la salud.

La presidenta en funciones seguirá ejerciendo su cargo hasta las elecciones y aseguró que seguirá trabajando “con la misma energía, coraje y firmeza que ha caracterizado a este gobierno desde el primer día”. “Bolivia tiene futuro, vamos a salir adelante. Que Dios los bendiga”, cerró Áñez.

La presidenta interina lo anunció días después de que dos encuestas nacionales la situaran muy lejos de los principales candidatos.

Áñez ascendió a la presidencia el 12 de noviembre de 2019, dos días después de la renuncia de Evo Morales en medio de enormes protestas sociales tras las elecciones de octubre pasado.

Dante Barrera, periodista del diario Ahora Digital de Tarija, realizó un informe:

 

Comparte: