Aunque la Sputnik- V aún no logra el total respaldo de la comunidad científica, para diciembre o enero de 2021 el país se propone fabricar más de 5 millones de dosis. Mientras tanto, investigadores de varios países cuestionan la eficacia de las pruebas hechas en humanos.

El Ministerio de Sanidad de Rusia anunció que logró producir la primera partida de la vacuna contra el coronavirus registrada en el país, que se comercializará con el nombre de Spútnik V. “Ha sido producida la primera partida de la vacuna elaborada por el Centro de Microbiología y Epidemiología Gamaleya del Ministerio de Sanidad de Rusia”, afirma en comunicado.

Con anterioridad, el director del Centro Gamaleya, Alexandr Ginzburg, indicó que para diciembre próximo o enero de 2021 el país producirá mensualmente 5 millones de dosis de la vacuna y que en el curso de un año Rusia podrá cubrir toda las necesidades de este preparado.

Cautela en la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de que Rusia había registrado la primera vacuna del mundo contra la Covid-19, señalando que ésta, como el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

La vacuna rusa no figuraba entre las seis que, según señaló la OMS la semana pasada, estaban más avanzadas.

El organismo con sede en Ginebra había citado entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses, Pfizer y Moderna, y la británica desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

El director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Francis Collins, llegó a comparar con una “ruleta rusa” la decisión de los desarrolladores de la vacuna en Rusia de saltarse lo que describió como “partes fundamentales” del proceso de aprobación.

Comparte: