Héctor Huespe, apoderado legal de Ambulantes Feriantes y Afines Agremiados de Jujuy (A.F.A.A.J) habló en Unjuradio sobre el plan de lucha que realizan este martes de manera pacifica y cumpliendo el protocolo sanitario en inmediaciones de la Casa de Gobierno. Denuncian la persecución y los malos tratos de los funcionarios de la municipalidad de San Salvador de Jujuy hacia los trabajadores de la economía popular, además exigen una ordenanza que regule la actividad y poder volver a trabajar en sus lugares habituales.

Al respecto el abogado sostuvo que este nueva jornada de lucha fue consensuada “con todos los sectores de la venta ambulante de San Salvador de Jujuy y de la provincia”, “básicamente lo que se solicita es el alto a la persecución y a la discriminación a los vendedores ambulantes y feriantes en las actividades que realizan” añadió.

Remarcó que a pesar de cumplir con los protocolos de seguridad establecidos por el Comité Operativo de Emergencia, la municipalidad de la capital “se empeña en perseguir y en violentar a los vendedores ambulantes sacándolos de sus lugares habituales de trabajo y los obliga a ir a lugares privados sin que tengan las medidas de seguridad correspondientes y donde deben pagar alquileres en negro, sin contratos y sin recibos” agregó el apoderado legal.

Por último, Huespe señaló que a los “coqueros” también se les impide estar en la vía publica aún cumpliendo con las normas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus y “son obligados a meterse en un baldío de 10 por 10 metros, todos hacinados y pagar $3600 en negro”, “esto es un negocio de funcionarios que nosotros no estamos dispuestos a permitir” concluyó.

Comparte: