En la ciudad de Guayaquil se creó cierta expectativa a mitad de semana cuando el gobierno de Ecuador junto al cabildo local decidió pasar de una fase restrictiva a una más flexible. Esto significó mayor circulación de vehículos, centros comerciales abiertos pero la ciudadanía se siente confiada a pesar de las restricciones y coparon las calles.

La medida se tomó teniendo en cuenta que las ciudades cercanas como Daule y Samborondón también habían flexibilizado actividades producto de la baja en los contagios, hospitalizados y fallecidos, pero según los especialistas en siete días van a saber si la medida fue acertada y no provocará un incremento de casos positivos de Covid-19.

Actualmente Ecuador registra más de 34 mil infectados en todo el país y la ciudad de Quito se mantiene en el semáforo en rojo, denominación del gobierno y de las autoridades sanitarias, por la cantidad de casos y la circulación del virus y están en el dilema de pasar al amarillo por lo que expertos afirman que todavía no es el momento.

Efrain Luna, director de la Radio de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, brindó un informe de la situación.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí