El Técnico Ambiental, Claudio Pérez Gómez explicó otra de las variables a tener en cuenta para obtener un compost de calidad y útil para abonar la huerta, plantas ornamentales, árboles, césped, macetas, entre otros, haciendo hincapié en la importancia del pH durante el proceso de compostaje manteniendo un balance justo de humedad.
El pH es un valor que indica si un material es ácido (pH inferior a 7), alcalino (pH superior a 7) o neutro (pH igual a 7). Conviene que el pH del compost sea lo más neutro posible porque los microorganismos presentes en él y responsables de la descomposición de los restos orgánicos no toleran valores muy alejados de 7.

Al respecto Pérez Gómez explicó que “el pH sirve para ver si una sustancia es ácida o alcalina y en el compost se lo puede diferenciar con el sentido del olfato y se da cuando la mezcla tiene un exceso de humedad”.

Y brindó unos consejos para contrarrestar el pH y hacerlo lo más neutro posible o sea si el pH es ácido, hay que llevarlo a un pH alcalino.

Sostuvo que el compost no debe tener mal olor y “si esto sucediera es aconsejable agregar bicarbonato de calcio que está presente en la cascara del huevo, se los deja secar y luego se lo transforma en polvo, además se puede ir agregando de a poco material seco como papel de diario u hojas secas, de esa manera el compost va perder humedad y el pH se va estabilizar”.

 

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí