Sin duda uno de los sectores más golpeados por el flagelo del covid- 19 es el turismo, porque abarca un amplio abanico de actividades tales como la hotelería, gastronomía, agencias de viajes, alquiler de autos, espectáculos, entre otros, lo que representa “más de un millón de puestos de trabajo” según datos del Ministerio de Turismo y Deportes de Nación.

En tal sentido, Eduardo Escobar, Secretario de Cultura y Turismo de Tilcara, detalló en Radio Universidad la difícil situación económica por la que atraviesa el sector turístico en el contexto de la pandemia por el coronavirus y el mecanismo de reconversión adoptado por algunos actores del rubro para sobrevivir a la crisis. También solicitó al gobierno provincial que se tomen medidas para ayudarlos durante este periodo de cuarentena.

El funcionario municipal destacó que se esta conformando junto a referentes del sector turístico de la zona un ente mixto, entre públicos y privados, “para ver como se va a hacer la reconversión frente a esto -cuarentena-, sabemos que no va habrá turismo hasta fin de año, entonces una transformación significa saber como nos vamos a adaptar a estar pandemia para poder sobrevivir” añadió.

Escobar señaló que desde el municipio de Tilcara están apoyando a distintos actores del turismo en “cambios que son rotundos y que nunca hubiésemos pensado” provocados por el coronavirus, puso como ejemplo la situación de algunos hostel que venían trabajando “muy bien” y hoy se han reconvertido en negocios que se dedican a la venta de pan o de comidas; o restaurantes que se han convertido en carnicerías.

En relación a la reunión que mantuvo el gobernador Gerardo Morales y el ministro de turismo de la provincia, Federico Posadas con referentes de la Cámara de turismo de la provincia la semana pasada para idear acciones que permitan llevar alivio al sector; Escobar expresó que de la misma también participaron asociaciones de Quebrada y Puna, “concretamente hay un compromiso de que se va declarar la emergencia sobre la actividad turística, creo que eso es muy importante (…) pretendemos que el gobierno tome decisiones políticas” enfatizó.

Por último el Secretario de turismo planteo que seria oportuno pensar en algún tipo de alivio fiscal a las empresas turísticas y una “contención” a los trabajadores que se desempeñan en ese ámbito.

Según las cifras de la organización Mundial del Turismo (OMT), 1 de cada 10 empleos en el mundo corresponde a este sector. A continuación detallamos un fragmento de un estudio realizado por el organismo y publicado el 28 de abril del corriente año:

“Dando continuidad a investigaciones previas, los últimos datos del organismo especializado de las Naciones Unidas para el turismo muestran que el 100% de los destinos ha impuesto ya restricciones, de los cuales un 83% lleva aplicando las restricciones vinculadas a la COVID-19 desde hace cuatro semanas o más y, a 20 de abril, ningún destino las ha levantado.

Además de ofrecer una visión general, el estudio de la OMT desglosa los tipos de restricciones a los viajes que han introducido los destinos en todas las regiones del mundo, detallando también la evolución de estas restricciones desde el 30 de enero, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la COVID-19 como una emergencia de salud pública de preocupación internacional. El último análisis muestra que, de los 217 destinos del mundo:

el 45% ha cerrado total o parcialmente sus fronteras a los turistas («no se permite la entrada de pasajeros»); el 30% ha suspendido total o parcialmente los vuelos internacionales («suspendidos todos los vuelos»); el 18% prohíbe la entrada de pasajeros procedentes de países específicos o a pasajeros que han hecho escala en determinados destinos; el 7% está aplicando diferentes medidas, como la cuarentena o el autoaislamiento durante 14 días y medidas relativas a los visados.

En este contexto, la OMT ha estado liderando llamamientos a los gobiernos de todo el mundo para apoyar el turismo mientras dure este reto sin precedentes. Según el secretario general Pololikashvili, la caída repentina e inesperada de la demanda turística causada por la COVID-19 pone en riesgo millones de puestos de trabajo y de medios de sustento, a la vez que hace tambalearse los progresos alcanzados en los últimos años en términos de desarrollo sostenible e igualdad”.

Comparte: