*Beatriz kindgard

Esta es la pregunta que se harán a partir de hoy miles de ciudadanos en todo el país luego de observar lo que pasó en cada una de las sucursales Bancarias de la Argentina, incluida nuestra Provincia.

Es inadmisible desde el punto de vista hasta del sentido común, es algo que se suponía que podía pasar. Cada uno de los Estados Provinciales y el Estado Nacional no pudieron coordinar un operativo con los recursos humanos y técnicos disponibles y la realidad está a la vista, en cada rincón de la Argentina donde un jubilado tenía que cobrar, se rompió la cuarentena.

No se supo, no se quiso , o no se pudo idear un operativo a la altura de las circunstancias y se expuso a miles de jubilados a un riesgo innecesario, también a muchas personas integrantes de los grupos mas vulnerables que son quienes hoy requieren mayor atención del Estado.

Aquellos que son responsables de planificar las políticas públicas y bajarlas a los organismos o instituciones para su ejecución son hoy los que mostraron carecer de sentido común e imaginación para establecer un modo de cobro que no ponga en riesgo la vida de nuestros jubilados. Todos los organismos y entidades deberían establecer un plan, “usar las neuronas”, para evitar que situaciones como estas se sigan produciendo.

El hecho también demuestra que hacen falta fuertes campañas de concientización sobre los cuidados que todas las personas debemos tener cuando salimos a la vía pública, esto es algo que se tiene que empezar a pensar para que la cuarentena a la que estamos todos sometidos haya valido la pena.

Comparte: