Lo afirmó el Contador Juan Ljunberg en contacto con Radio Universidad en referencia a las secuelas económicas que dejara, según su parecer, la pandemia del coronavirus en el mundo y en particular en el país.

El ex ministro de economía de la provincia, cuestiono algunas medidas económicas anunciadas por los ministros Guzmán y Moroni; considero que algunas de ellas deberían ser “subsanadas rápidamente”, como por ejemplo, la condición que establece que para acceder al ingreso familiar de emergencia, hay que ser monotributista o trabajador informal de entre 18 a 65 años, “no le encuentro explicación válida a este límite de la edad de los 65 años, es extraño este límite porque justamente las personas que trabajan informalmente mayores 65 probablemente sean uno de los sectores más vulnerables, porque ya es gente grande y que vive de su ingreso día a día” detalló.

Ljunberg mencionó que el beneficio de los $ 10.000 debería abarcar no solamente a los monotributistas de las categorías A y B, sino también de la C, agregó que otra medida que debería tenerse en cuenta es “ suspender el pago de la cuota mensual del monotributo del mes de marzo y si se prolonga la cuarentena la del mes siguiente”, en el mismo sentido, dijo que el gobierno de la provincia debería “eximir del pago de la cuota del mes y eventualmente la del mes siguiente a esos monotributistas”.

El contador Ljunberg señaló que hay sectores que aun no han hecho ningún sacrificio y que durante 15 años se han beneficiado económicamente, es el sector financiero, “lo que yo digo que hay que hacer para las nanos empresas que son aquellas de una sola persona que no tienen empleados, para las microempresas hasta 5 personas y las pequeñas empresas habría que prorrogarle el vencimiento de las cuotas del préstamo en las entidades financieras no bancarias por 30 o 60 días según lo que dure la cuarentena sin intereses adicionales, es decir que el costo de esa prorroga de un mes o dos meses lo absorba el sistema financiero”, por otra parte, aconsejo a los políticos “que hagan un aporte de 3 meses del 30 % de sus haberes para destinarlos a los gastos en cada provincia para la lucha contra esta pandemia -coronavirus”.

Por ultimo, en referencia al coronavirus, el contador vaticino “una vez que superemos la pandemia todo vamos a ser más pobres (…) lo principal es la salud y la vida de la gente y después habrá tiempo para ir pensando las formas de recomposición de la economía” finalizó.

Comparte: