La colección de Editorial Antara, cancioneros, poesía, audio libro, y la primera publicación del proyecto Ayni, participa de la 15° Feria del Libro como una propuesta mas de las que pueden encontrarse en el stand del colectivo de artistas y editoriales independientes Letras en Red Jujuy. El multifacético Adrián Témer, principal responsable de la misma, conversó con Radio Universidad sobre Antara, el primer cancionero, y cómo “si bien se gana plata para el sustento de la vida lo mas importante es poder rescatar las obras y aportar a la educación musical”.

“La colección de la editorial básicamente son cancioneros folclóricos para guitarra, charango, quena, canciones escolares, coplas populares y también unos libros míos de poesía. Este año tenemos en la feria cuatro libros: Poemas y renacimiento, Desde el otro camino, Semillas (un audio libro hecho con Franco Paredes) y el mas nuevito que se llama Sanar la trama”, dijo.

Témer afirma que vive el rol de la editorial de un modo diferente a las otras editoriales: “es un trabajo mío, personal. No es una empresa con empleados, con una estructura que sostener. Con los años pude acceder a tener una maquinita para imprimir e imprimo yo en mi casa. Editamos, publicamos, hago la distribución, la venta”. El proyecto de Antara está basado en la difusión y re valorización. “Si bien se gana plata para el sustento de la vida, que ayuda mucho, lo mas importante es poder rescatar las obras del cancionero folclórico y aportar a la educación musical”, comentó. Su primera publicación fue el Cancionero Jujeño N° 1 que, cuenta Adrián, nació hace 15 años como una necesidad: “yo enseñaba a tocar la guitarra y los alumnos pedían canciones de Jujuy y no las encontrábamos en los cancioneros que habían dando vueltas. Entonces yo las junté a todas, las recopilé, y ahí nació el cancionero jujeño”.

De educador a editorialista, recuerda que: “mucha gente me decía, allá cuando empecé, que el papel ya no se iba a usar más. Que es real también. Vos entras a internet, buscas una canción y encontras las letras. Pero la gente sigue recurriendo al papel. Le gusta tener un cancionero en el estuche de la guitarra para juntarse con los amigos y cantar ahí entre todos. Es un ritual que se sigue sosteniendo”.

“Es complejo el panorama en estos tiempos pero no imposible”, piensa Adrián. Que sin embargo se proyecta a desarrollar la colección AYNI, una colección que busca romper un poco la tradición de las editoriales. Ayni es un término que significa reciprocidad, y es un proyecto solidario en el que junto al autor realizan una edición e impresión compartida y así aportar al trabajo de amigos: “sacamos el N° 1 que es un libro del purmamarqueño Hugo Cazón. El autor se lleva unos libros para vender y la editorial se queda con unos cuántos para salvar el costo”, dijo. “Te decía romper con la tradición editorial porque yo creo que en estos momentos el editor es un nexo entre la imprenta y el autor, es un gestor, no tiene mucha mas acciones. Quizá en un tiempo sí en la distribución, en la venta, en las grandes editoriales. Pero estamos en otro mundo en las comunicaciones y es mucho mas fácil acceder a la difusión y a la venta. También democratiza la publicación, porque hay mucha gente que tiene cosas escritas y por ahí no se anima a publicar porque no sabe. Hay como un miedo de si uno puede publicar. Yo creo que todos podemos publicar, porque si uno escribe es porque tiene algo para decir. Siempre hay alguien que escucha y necesita lo que uno tiene para decir”, concluyó.

Comparte: