El artista Gerónimo Saravia presenta mañana “Lo que soy, lo que siento” en Sala Héctor Tizón, y visitó los estudios de Radio Universidad para comentar que se trata de un espectáculo que se va a dividir en tres partes. “La primera parte donde vamos a hacer algo acústico me gusta porque cuando se me da la oportunidad de hacer cosas acústicas revivo todas esas zambas y canciones que hacían los Chalchaleros, después vamos a hacer un espectáculo con el conjunto de cuerdas de acá de Jujuy y al finalizar vamos a hacer un tironsito largo con la banda qe me acompaña en los festivales”, dijo.

Nacido en Jujuy, oriundo de Yala, Gerónimo se fue a estudiar Educación Física a Tucumán. Nos comenta que el siempre quiso volver al Paraje La Campana, donde fue criado, y enseñar con el deporte a los niños que ahí están felices y no se vayan a la ciudad. “Nunca me acostumbré a la ciudad, yo a la ciudad en sí la conocí a los 17 años recién, y no me lograba acostumbrar a eso y no me gustaba las cosas que tenía que vivir”, comenta.

A la vez, no le gustaba cantar en los escenarios, ni que la gente lo escuche. “Era como mi papá, bajo de un árbol donde no había nadie”, cuenta. Ya en Tucumán, sus amigos cantores lo invitaban a cantar, a veces a formar bandas. “Yo siempre decía como músico nomás, así atrás, que nadie se de cuenta que estoy, le tenía pánico al escenario”, nos dice Gerónimo y agrega: “una vez compongo una canción que se la hago escuchar a los chicos y ellos me habían pedido que la hagamos, cuando la vamos a hacer la presento (es una canción que había escrito para toda la región, para la gente de ahí del lugar donde nací) y me hacen ponerme adelante para cantar, me quería morir pero no podía hacerlos quedar mal ahí arriba, y cuando termine de cantar había una chica llorando en el público. Terminamos el espectáculo salimos y el novio de la chica me pide que me siente un ratito con ellos. La chica era de Santa Victoria este, del Chaco Salteño,. Le había gustado muchísimo la canción, ella también estaba haciendo un trabajo para ayudar a la gente para que se vean algunas cosas entonces yo ahí me quedé pensando en ese tiempo ‘que poder que tiene la música’. Era un poder que yo nunca iba a imaginar que iba a tener. Para mí con el deporte ya bastaba, pero vi que la música era algo mucho mas profundo, lo empecé a ver esa forma me empecé a fijar mas en eso hasta que me decidí dejar de estudiar educación física”.

Por su parte, el vientista Juan Pablo Villafañe, miembro de la banda de Gerónimo Saravia nos comenta que se encuentran “super contentos de poder hacer este encuentro cultural. Mañana vamos a estar con banda completa: en batería Chato López, Cristian Mérida en bajo, el profesor Javier Soria con su hijo Facundo en los violines, Gerónimo y quién les habla. Super contentos de poder hacer este evento”, remarcó.

Gerónimo Saravia se presenta mañana viernes 17 en la Sala Héctor Tizón a partir de 21 hs.

Comparte: