Diego Citterio , docente e investigador de la Unidad Regional de Investigación y Personal de apoyo del Conicet, estuvo en Cátedra Abierta con Hector Espinosa y habló de la situación del científico, y cómo afecta el recorte presupuestario.

A modo de repaso el investigador, Diego Citterio, indicó que el CONICET se fundó en el año 1958, su primer presidente fue Bernardo A. Houssay -Premio Nobel de Medicina en 1947-, y tuvo momentos destacados.
En este sentido destacó que “la ciencia argentina fue muy prestigiosa, y estuvo sujeta a los diferentes gobiernos, coyunturas políticas, donde  también fue atacada. Vale recordar la noche de los Bastones Largos, que dio pie a la primera fuga de cerebros. Otro momento fue durante la dictadura del 1976, con la desaparición forzada de personas”.
Con respecto al periodo democrático explico que  se establecieron  políticas públicas para el desarrollo de la ciencia, sin embargo, con el Gobierno de Menem, se comenzó a vivir un reajuste.

En el año 2003, resaltó  el historiador que  ” con la llegada de Néstor Kirchnner se aumento el presupuesto.   Y actualmente con la administración Macri desde 2016 se aplica un recorte muy fuerte a la carrera del investigador”.

Por otra parte subrayó,   la importancia del conocimiento para el desarrollo de la sociedad, y el rol del investigador en diferentes disciplinas, que “tienen alguna vinculación para el desarrollo de nuestra ciudadanía”. A la vez lamentó que se ponga en duda el trabajo del investigador, y los ataques que se promueven con denominaciones despectivas, como ñoquicet, que influyen negativamente en la gente. Que fué promovida por el propio Gobierno a través de los medios de comunicación, mostrando el fascismo mediático que se vive en Argentina.
Finalmente , destacó Diego Citterio,   que el próximo 22 de mayo se llevará a cabo un Cabildo Abierto, que se decidió tras un encuentro de directores de unidades regionales de todo el país, en Córdoba, donde se  determinó la convocatoria.

 

Comparte: