Los cuenteros Nicasio Martinez y Edwin Gómez hablaron con Radio Universidad sobre Narración oral: qué es y la actualidad de “el origen de las artes escénicas”.

“Básicamente la narración oral escénica se destaca por plasmar una película en el oído de los escuchas. La narración oral escénica no puede ser sola del narrador si no están las orejas que los escuchan y que pueden llegar a imaginar, y que todo podemos ver”, dice Nicasio.

Se experimenta incluso antes de que naciera la escritura, en el momento en que los seres humanos comenzamos a buscar la manera de comunicarnos, de transmitir un conocimiento. “El desarrollo del lenguaje a través de la humanidad surgió primero a través de la narración oral. Ya después llegó la escritura, durante ese proceso llegó el teatro, la danza y la música, pero fue buscando esos códigos a través de la palabra en donde comenzamos a generar el conocimiento y a formar las culturas”, afirma Edwin Gómez.
“Es quizás la forma de comunicación mas antigua que podemos tener los humanos”, agrega.

Ambos aseguran que todos realmente somos narradores de historias, de hecho todos estamos hechos de historias. De algún modo, todos somos un álbum de historias. Edwin comenta que “a medida que va pasando nuestra vida lo que hacemos es acumular eso: cuentos felices, cuentos tristes, cuentos que quizás a veces queremos olvidar, que incluso sirven para enseñar. A través de los cuentos se pueden hacer muchísimas cosas”.

Y agrega: “Lo que queremos a través de este trabajo es rescatar la oralidad porque estamos en una época demasiado digital, demasiado superficial, en donde ya preferimos comunicarnos a través de mensajes de texto y lo recontra revisamos antes de enviarlos. Y la oralidad nos permite jugar con el aquí y el ahora. Las palabras que a veces ni siquiera se pueden borrar. Lo que se dice se dijo. El trabajo del narrador es también recordarle a la gente que lo importante que es la palabra hablada, lo importante que es el contacto con el ser humano, con el público. Y el trabajo fundamental también es rescatar las tradiciones de los pueblos, los mitos, las leyendas, todo eso que hace parte de la identidad y la memoria de los pueblos”.

A la vez que Nicasio rescata la importancia de las historias nuevas: “hay barrios nuevos, cómo se han formado, que han hecho, que han deshecho, quién hizo tal o cuál cosa que seguramente no es muy diferente a lo que ha sucedido en el pasado pero es nuestra, es actual, es nueva”. Y cuenta que hace poco estuvo recopilando historias en un taller, en un centro APS de un barrio conocido de la ciudad, trabajando con adultas mayores analfabetas la mayoría. “Todas tenían la capacidad de contar historias y se ha sacado una historia nueva del barrio nuevo muy bonita. Trabajamos con las imágenes, los recuerdos, las emociones”, explica.

El concepto de narración oral escénica, acuñado por el estudioso cubano Garzón Céspedes plante el hecho de contar historias como una forma de arte. Dentro del medio teatral hay como una crítica, un rechazo hacia los que narradores de cuentos porque dicen que ‘narrar cuentos lo hace cualquiera’, pero Edwin responde: “de alguna forma es cierto. Hay quiénes narran cuentos de forma natural, que les fluye la palabra, pueden generar toda una puesta en escena y toda una magia alrededor de sus historias. El arte de narrar historias es algo que puede ser muy natural como puede ser algo que se aprenda y hay escuelas, procedimientos, técnicas para poder aprender a contar cuentos. Es algo con lo que se nace pero de alguna forma algo que se hace. Tiene mucha relación con el teatro pero yo le digo siempre a los que miran con desprecio ‘la narración fue antes que el teatro, no hay nada que hacer’.

La experiencia se puede ‘ver’ este viernes en el ya consolidado espacio “Los otros cuentos”. Café Maná (Senador Pérez 526)

Comparte: