Sandra Romero, médica veterinaria del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar del NOA (IPAF- NOA INTA), se refirió a la crítica situación que atraviesa ese organismo y el sector científico a nivel nacional frente a los recortes, ajustes y desfinanciamiento del sistema.

Todos las instituciones de ciencia y técnica estamos recibiendo recortes y reestructuraciones que nos perjudican, recientemente hemos recibido el cierre de tres institutos de Cuyo, Patagonia y NEA”, “es un momento difícil, igual que en otras épocas pero estamos resistiendo como podemos”, manifestó su preocupación Romero.

Respecto al estado de la ciencia y técnica en el país, la médica reflexionó “la única forma de que el productor pueda tomar decisiones complejas y eficientes, es teniendo información, y el investigador es quien proporciona esa información”.

El carácter agravante del ajuste que sufre el CONICET y los distintos sectores de formación, es que durante 2018 la creciente inflación, desatada luego de la devaluación, está diluyendo los destinos monetarios a que sostienen a estos sectores.

Comparte: