En el marco de las actividades programadas por los organismos de DDHH en la conmemoración por los 43 años del golpe militar, los artistas Tojra, Lola Castro Olivera y Reynaldo Castro realizarán un homenaje al escritor Andrés Fidalgo. Ya que por estos días también se cumplen cien años de su natalicio el espectáculo lleva el nombre de “100 Fidalgo. Tarjando la memoria de Jujuy”.

El escritor Reynaldo Castro afirma que hablar de Andrés Fidalgo es hablar de alguien muy querido por toda la comunidad de escritores, teatreros y artistas en general. “Porque él construyó una genealogía, que es la genealogía de los que quedaron afuera de la historia, del plebeyo, la genealogía que incluye a la copla como canto, como poesía popular, la lucha de los mineros, la lucha por la tierra en la puna, la reivindicación de Abelino Bazán, de las mujeres dinamiteras que colaboran con Abelino, y también de su gran trabajo sobre las memorias de la represión dictatorial”, dijo Reynaldo. Quién dice haber tenido la suerte de colaborar con Andrés en uno de sus libros e invita a aquellos que no lograron conocer en vida al homenajeado se acerquen un poco a su obra, “que fue muy importante para nuestra provincia”.

El espectáculo se llevará a cabo el sábado 23 de marzo desde las 21:30 horas “con entrada al sombrero”, en el Teatro El Pasillo.

Andrés Fidalgo fue escritor, juez y abogado de gremialistas y presos políticos. “Fue quien ordenó, clasificó y ponderó a toda la literatura local, el que historizó el teatro de Jujuy. Además, uno de los cinco directores de la revista Tarja y estuvo preso antes y durante la última dictadura. Fue perseguido y exiliado”, agregó Castro.

Los artistas organizadores, entre quiénes están también “Chuña” Iriarte y Estela Fidalgo (una de las hijas del escritor), ponderaron el valor artístico y político que tuvo Fidalgo para Jujuy. “Andrés es el que tuvo que marcharse, junto a Nélida Pizarro (la compañera de toda su vida) al exilio. El que, en otro país, recibió la noticia de que su hija Alcira fue secuestrada, después sabríamos, por Alfredo Astiz y un grupo de tareas. El que fue el primero en animarse a publicar un libro sobre los detenidos-desaparecidos en nuestra provincia. Nuestro amigo. El último intelectual frontal de Jujuy. Murió en 2008, y desde entonces, vive en nuestra memoria”, expresaron.

Comparte: