En un partido en el que el Lobo fue de menos a más, el equipo visitante de Los Andes, a los 51 minutos del segundo tiempo, logró empatar el encuentro 1 a 1. De Giorgi atajó un penal muy dudoso en los minutos finales.

Al inicio del primer tiempo Los Andes logró imponer el juego, a pesar de que muchos esperaban que el equipo defienda el empate. A pesar de que el equipo visitante logró una mayor posesión de la pelota, no pudo abrir el marcador, ya que no generaban situaciones que puedan lastimar a Gimnasia. Por parte del Lobo, intentó llegar a través del juego aéreo, encontrando por momentos asociaciones a corta distancia. Ambos equipos al parecer tenían un libreto y se habían planteado diferentes roles, ninguno desequilibraba.

En el inicio del segundo tiempo, Gimnasia fue muy diferente ya que salía al ataque, también al contar con supremacía numérica lograba generar situaciones de peligro cerca del arco que defendía Requena. El desequilibrio fue provocado por los cambios acertados en el Lobo.

Para Gimnasia, el gol fue marcado por Leandro Contín, a los 79 minutos, por parte de Los Andes, el gol fue marcado por Marcos Brítez Ojeda a los 97 minutos.

Polémico arbitraje

Sobre el penal cobrado en los minutos finales, el integrante de Cátedra de Gol, Nicolas Pisacich explicó: “en los minutos finales ocurrió lo que hasta este momento no entendemos absolutamente nada, los árbitros cuando perjudican a un equipo, perjudican al fútbol, ya que se queman absolutamente todos los papeles, no se puede hablar de tácticas ni de técnica, ni de nada. No entendemos la amonestación hacia Sebastián Sánchez, con tarjeta amarilla, tampoco entendemos, como no vimos ninguna falta, no entendemos la seña del penal. Se terminó perjudicando a un equipo que para nada tendría que haberse ido silbado de la cancha”.

Comparte: