Hace días se conoció que una niña de 12 años fue víctima de delitos contra la integridad sexual en San Pedro y producto de ello lleva un embarazo de 23 semanas.

Si bien la menor y su familia pidieron acceder a la interrupción legal del embarazo, Marcelo Briones, médico del Hospital Materno Infantil, aseguró que la postura del conjunto de profesionales es no practicar el aborto.

“Ahora las autoridades tomarán la decisión y se harán cargo”, dijo.

Cabe mencionar que en 2010 el fallo F.A.L. sentó un precedente en el acceso a los abortos no punibles, cuando el Superior Tribunal de Justicia de Chubut ordenó practicar la intervención a una adolescente de 15 años que había sido víctima del mismo delito que la niña de San Pedro.

Comparte: