El vicedecano de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FHyCS) de la UNJu, Lic. Ignacio Bejarano, y el Lic. en Antropología Rafael Castillo, estuvieron presentes en la 90º edición del programa de divulgación científica y tecnológica “Cátedra Abierta”, transmitido por la 92.9 Radio Universidad y conducido por Héctor Espinoza y Selene Flores.

En la ocasión, los antropólogos se explayaron sobre su proyecto de investigación denominado “Fracaso antropométrico y variabilidad en las poblaciones del Noroeste Argentino” y acreditado por la Secretaría de Ciencia y Técnica y Estudios Regionales (SeCTER).  El vicedecano de la FHyCS señaló que el objetivo del proyecto “es realizar tareas de investigación y extensión en las escuelas primarias de nuestras poblaciones de altura, para investigar y volcar en la comunidad los conocimientos adquiridos que deben ser de carácter público y abierto”.

Bejarano puntualizó que trabajan en un equipo interdisciplinario conformado por antropólogos, nutricionistas, trabajadores sociales y educadores para la salud. En conjunto, recaban información sobre la edad, altura, peso y evaluación nutricional de los alumnos, para luego plantear a las escuelas los datos obtenidos. Al ser consultado sobre algunos de los índices, Ignacio expresó: “hasta el momento la investigación arrojó resultados satisfactorios y permitió revertir problemáticas acuciantes en lo que respecta a la nutrición infantil de las poblaciones de altura”.

Entre algunos de los datos más llamativos, Bejarano manifestó: “hoy en día, tanto la desnutrición como la obesidad y el sobrepeso hacen estragos en la salud de la población, con graves desequilibrios alimentarios”. En ese sentido, destacó que la Universidad se preocupa por las problemáticas sociales, culturales y sanitarias de Jujuy, y busca brindar respuestas y soluciones a las mismas.

Por su parte, Rafael Carrillo explicó que el principal interés del equipo es “ser autocríticos, generar referencias propias y evaluar a nuestras poblaciones con criterios certeros” ya que consideran que “los estándares internacionales sobrevaloran nuestra cultura y no son acordes al entorno local”.

Comparte: