Lo dijo uno de los trabajadores despedidos de la planta fabril, Silvio Eguez, en relación al anuncio del Estado Provincial por la venta del Ingenio La Esperanza a la empresa colombiana Omega Energy. Eguez expresó que con 37 años de antigüedad será difícil reinsertarse y más por promesas incumplidas por parte del Estado y la empresa privada.

Comparte: