Este martes en la ciudad sampedreña se desarrolló un abrazo simbólico a la sede departamental de la UNJu y posteriormente hubo una marcha por las calles de la ciudad. De esto participaron estudiantes, docentes e investigadores junto a decanos y autoridades universitarias.

En declaraciones a Radio Universidad (92.9 y unjuradio.com), el decano de la Facultad de Humanidades, César Arrueta, dio a conocer los motivos de la convocatoria y sostuvo que “nuestra universidad, al igual que otras universidades, viene sufriendo una dilación en el envío de fondos que afectan profundamente el funcionamiento y en la UNJu esto afecta claramente y con mayor énfasis en las sedes del interior”.

Comparte: