Pablo Palomares, Intendente de Palpalá, habló sobre el caso de las niñas a quienes les tiraron cal en los ojos durante los festejos de carnaval en su ciudad. Al respecto, Palomares dijo que repudia la actitud y que el caso está en manos de la justicia.

Al ser consultado sobre si llevarán a cabo controles, el Intendente manifestó: “no quiero desmerecer lo que pasó con las nenas, pero es mucho más preocupante la cantidad de accidentes de tránsito por ingesta de alcohol, así que este año vamos a intensificar los controles en cuanto al consumo y venta a menores”.

Comparte: