Silvio Egüez y Hugo Muñoz, trabajadores del Ingenio La Esperanza, reiteraron el pedido de reincorporación laboral de los trabajadores despedidos por la empresa. Realizaron como parte del plan de lucha una jornada informativa para explicar los motivos de rechazo a la modalidad de ordenamiento que utilizó el Gobierno de la Provincia.

Muñoz, tesorero de la entidad gremial del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar, precisó que 400 trabajadores quedaron fuera de sus puestos laborales a partir de despidos encubiertos. “Vivimos el apriete, daño y perjuicios contra los trabajadores”, insistió.

“Queremos conservar nuestras fuentes de trabajo que tenemos desde hace 20 años. Y queremos decirle al pueblo de Jujuy que nosotros vivimos de lo que producimos”, indicó.

Muñoz a la vez destacó que son 310 los trabajadores que pasaron a planta permanente y 98 personas que fueron obligados a jubilarse.

Luego agregó que “los compañeros salieron a manifestarse sobre lo que estamos viviendo, reclamaron el pago de salarios del mes de noviembre, y nuevo acuerdo paritario, nos salieron a detener como si fuera una cacería”.

“Hemos planteado de qué manera se puede recuperar el ingenio, con el costo que tiene el azúcar, y el alcohol actualmente la producción es rentable sostenible. Pero vemos que tienen otra intención”, subrayó Muñoz.

Por otra parte, recordó el representante gremial que “en 2008 cuando había 2.400 trabajadores, la nueva empresa debía garantizar los puestos de trabajo. Con el tiempo se fue desvinculando al personal”.

Además resaltó que “el único que tiene que tomar decisiones sobre los bienes del ingenio es el juez de la quiebra, no el Gobierno; que en este caso solo es un administrador más como todos los que han pasado por la empresa”.

En tanto que Silvio Egüez, trabajador despedido, ante la situación que le toca vivir, dijo que “estoy mal, pero seguimos resistiendo. Este gobierno viola todos los derechos, porque cuando me notificaron fueron seis policías, una escribana y obligaron en mi caso, a mi hermana para que firme la notificación. Esta modalidad la aplicaron con todos los trabajadores, muchos de ellos fueron a parar al Hospital. Por eso desmentimos todo los que dicen en la publicidad del gobierno, en la radio y televisión. Y según lo último que dijeron es que los dueños no van a venir, que el Estado hará el último esfuerzo”.

“Hoy el campo y la fábrica están vacíos, no hay gente trabajando y los que están no alcanzan para producir una buena cosecha. En tanto los trabajadores que pasaron al Estado fueron comunicados que si no son ubicados en un puesto, los van a indemnizar”, concluyó.

Comparte: