La ex presidenta Cristina Kirchner llegó este lunes minutos antes de las 22 al Aeroparque Jorge Newbery en medio de un importante operativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). A las 22.46 arribó a su domicilio en el barrio de Recoleta y saludó desde el balcón.

“Estoy muy bien, tranquila, por qué no debería estarlo”, afirmó la ex presidenta en diálogo con el diario Clarín. La ex presidenta llegó a las 22.46 a su casa en Recoleta, en medio de un importante operativo de seguridad, donde permanecerá, al menos, hasta el próximo miércoles.

Guillermo Panizza, periodista de Telefé que estuvo en el vuelo, le contó a Télam que la ex presidenta se sacó fotos “y posó” junto a cinco pasajeros que se le acercaron durante el vuelo. “Lo hizo sin problemas, se mostró muy dispuesta”.

“Sin embargo, de parte del resto de los viajantes, teniendo en cuenta que el avión iba lleno, su presencia no generó mayores reacciones. Ni buenas ni malas”.

Panizza relató además que Cristina se ubicó en una butaca contra una de las ventanillas y se dedicó a leer, mientras tomaba agua y té y comió algún sandwich.

Simón, su perro, fue en la falda de uno de sus secretarios, indicó el periodista testigo del viaje de Cristina, quien el miércoles deberá declarar por la causa del dólar futuro.

Comparte: